Saltar al contenido

Las Fases Del Parto

El cuerpo femenino debe prepararse correctamente para traer vida nueva al mundo, cosa que se puede dividir en diferentes fases. Esto es lo que se conoce como las fases del parto o las etapas del parto, 3 momentos cumbre para el nacimiento del bebé que cualquier futura madre debe atravesar.

Dichos procesos o fases del trabajo de parto, claro está, hacen alusión a un parto ordinario y desprovisto de irregularidades, lo cual puede ser un buen augurio de la futura salud física del bebé.

Primera fase del parto: La Dilatación

Como primera fase del parto por el cual debe pasar la madre se encuentra la dilatación y borramiento. Aquí, el cuello uterino de la mujer se empieza a dilatar más y más para poder permitir el paso del bebé desde el vientre hasta el mundo exterior.

La dilatación se produce cuando el ya mencionado cuello uterino empieza las contracciones con una frecuencia mucho mayor de lo normal, llegando a tener las mismas en periodos de 3 a 15 minutos y con una duración promedio de 30 segundos cada una.

Esto por supuesto sería en primera instancia, alcanzando el mencionado borramiento que se produce con contracciones cada dos minutos.

El período de dilatación de la mujer puede variar en cuanto se refiere a duración. A su vez, este también puede subdividirse en otras fases conocidas como:

  1. Latente.
  2. Activa.
  3. De desaceleración.

Esta fase de los períodos del trabajo de parto termina cuando la dilatación completa supera los 10 centímetros.

Segunda parte del proceso parto: El Nacimiento o La Expulsión

En el embarazo y el parto, esta fase es la más significativa, siendo este el momento donde el feto sale completamente del vientre materno para empezar su nueva vida en el mundo.

Una vez que la dilatación de parto esté finalizada, el recién nacido podrá abrirse paso por todo el canal de parto, gracias en gran medida a las contracciones involuntarias de la mujer y a los llamados pujos maternos.

A todo este proceso también se le conoce como período expulsivo y al igual que la fase anterior, esta se subdivide en otras fases tales como:

  • La fase temprana, donde se perciben los primeros deseos de pujar por parte de la madre. Esta es una de las fases del mecanismo de parto donde se debe prestar mayor atención.
  • La fase avanzada, donde la parte fetal llega finalmente al suelo de la pelvis y por tanto, se produce con más fuerzas las ganas de pujar y expulsar.

La cabeza fetal se sitúa correctamente a medida que se va moviendo hacia el exterior, cosa que también se va desarrollando en las últimas semanas de embarazo. Es así, entre el embarazo y sus etapas, como el bebé sale del vientre y se coloca al lado de la madre por primera vez.

Tercera fase del parto: El Alumbramiento

Finalmente nos encontramos con la tercera fase del proceso de parto de una mujer, la cual consiste en la expulsión de la placenta una vez el bebé se encuentre afuera. Este proceso se le conoce como alumbramiento y suele durar entre 5 a 30 minutos aproximadamente, siendo el primer indicativo del alumbramiento el corrimiento del cordón umbilical por la vulva.

La placenta es aquella membrana o espacio en donde tu bebé se desarrolló y creció esos 9 meses de embarazo. Hasta que no se logre remover totalmente la placenta del interior de la mujer, no se puede dar por concluido el proceso de parto.

Generalmente suelen existir dos tipos de alumbramientos entre los cuales se encuentran:

  1. El desprendimiento natural de la placenta, el cual también se conoce como mecanismo de Baudelocque-Schultze. Dicho desprendimiento suele ocurrir el 95% de los casos de embarazo por lo cual no hay mucho de qué preocuparse.
  2. El desgarro de la placenta en la unión útero-placentaria, también conocido con el nombre de mecanismo de Baudelocque-Duncan.

Fases extra o adicionales del parto

Las etapas del parto, dilatación, expulsión y alumbramiento son en esencial las tres fases que componen el dar a luz a un bebé. Sin embargo, muchos expertos aseguran que existen más de tres fases preliminares, agregando una fase previa a la primera fase que se conoce como el preparto o pródromos de trabajo de parto.

Dicho período no tiene un estimado de duración o de inicialización, comenzando con la aparición progresiva de los síntomas que evidencian el momento de dar a luz.

También se suele agregar una fase extra al final del proceso de alumbramiento, la cual se da a conocer con el nombre de recuperación inmediata. Este período finaliza dos horas después de dar a luz y consiste, básicamente, en mantener al bebé recién nacido y a la madre totalmente juntos.

Esto favorece el inicio de la lactancia también para procurar la tranquilidad del nuevo infante y, por consiguiente, es considerado como una de las fases del embarazo más importantes.

Sea cual fuere el caso, no cabe duda de que el parto es un proceso muy arduo para una mujer, el cual la obliga a cambiar drásticamente todo su equilibrio corporal. No se necesita, pues, ser un experto en saber qué es el parto para entender las diferentes etapas del trabajo de parto. ¿No te parece?

Resolvemos algunas de tus dudas para las fases del parto

Más información interesante para ti sobre el parto