Saltar al contenido

Mi experiencia con la recuperación del parto

Hoy, mirando hacia atrás, sigo pensando y recordando todo lo que he pasado para quedar embarazada y también todos los cuidados del parto, porque eran muy diferentes entre sí . En el parto de Joana me llevé muy bien con la recuperación, pero también fue un parto muy tranquilo y sin incidentes. Fue una cesárea de emergencia porque el bebé tenía dolor . Recuerdo como si fuera ahora, el mínimo pinchazo de aguja que ocurrió y las piernas pronto se volvieron pesadas. No tuve ninguna reacción con la anestesia que era la médula espinal. Fue realmente y sin duda un parto sensacional en cuanto a no sentir nada, además de la clásica incomodidad de la caída de presión en el momento del parto. Esta caída de presión siempre se debió a la anestesia y aunque se tratara de una cesárea, fue muy bien obligada.

Además de quedarse un día más en el hospital porque Joana fue hospitalizada por problemas, fue una recuperación fácil. No sentía ningún dolor después del parto y sólo sentía cierta incomodidad si permanecía más de 8 horas sin tomar el medicamento para el dolor. Mi obstetra en ese momento me recetó cefalexina y también Lisador , que es realmente un gran medicamento postoperatorio. Permaneció de 7 a.m. a 8 p.m. en la sala de maternidad hasta que Joana fue dada de alta. Fueron días difíciles, pero yo no haría nada diferente. Ya con 15 días de cirugía le quité los puntos de sutura y estaba nuevo.

Con el nacimiento de Dudu fue muy diferente, creo que fue totalmente lo contrario del nacimiento de Joan. Sé que la cesárea es una CIRUGÍA, pero como era necesario ya que no había nada que dilatar a pesar de la inducción, volví a la mesa de operaciones y esta vez tuve algunas dificultades. La anestesia fue otra vez a Raqui, pero esta vez la dosis aplicada fue más alta y terminó subiendo al pulmón. Tuve algunos malos momentos dentro del quirófano, pero aun así todo salió bien en el parto. Dudu nació muy bien y gordo, rojo y gritando mucho. La recuperación del parto fue un poco más difícil. Tenía dolor de cabeza post-espinal y sufrí un poco al amamantar. No tenía leche ni calostro para amamantar. Sin mencionar un punto bendito de la cirugía que hizo un punto de ignición. En el momento del alta, el médico responsable no prescribió ningún antibiótico y esto fue muy necesario para una recuperación rápida y completa. Me llevó un poco más de tiempo ponerme bien, creo que 1 mes en total y la recuperación ocurrió después de que mi cuñada Patricia, médico me recetó la cefalexina para ayudar en el punto inflamado que ya estaba dejando la secreción. Después del período de recuperación me sentí muy bien y no tuve problemas mayores.

No todos son flores…

Recientemente también informé del nacimiento de Melissa y por mucho fue el más doloroso y también el que más tiempo consumió . Una vez más la cesárea, pero esta vez se haría la ligadura y aunque una vez más tener la incomodidad de la caída de presión fue todo tranquilo. Poco después del parto tuve algunas reacciones después de la anestesia como temblores pero no sentí frío, al contrario. Me sentí muy, muy caliente y sudorosa y temblaba al mismo tiempo. Fue extraño, nunca tuve una sensación similar. También tuve la reacción de rascarme mucho donde la ropa y la banda elástica de la ropa se apoyaban la una contra la otra. Todos los efectos secundarios tardaron unos dos días en desaparecer y, según el obstetra, fue perfectamente normal. No puedo olvidar mencionar que en los otros dos nacimientos no tuve absolutamente nada de vértigo a la hora de levantarme para tomar un baño, pero esta vez….

Lo juro, parecía que estaba en un barco sin gobierno en medio de un mar muy agitado. Me quedé así durante unas 3 horas después de levantarme para ducharme y la enfermera que me ayudó me dijo que me sentara más en la cama para que el líquido del laberinto (líquido aceitoso que está dentro del oído y es responsable del equilibrio) se estabilizara. De hecho, los mareos cesaron y pronto pude equilibrarme. Esos mareos ocurren porque permanecen tumbados durante mucho tiempo en una posición y también junto con la anestesia causan esta reacción.

Orinar era un asunto de uno a uno las tres veces que tuve una cesárea! Debido a la sonda, la primera micción es más complicada. ¡Parece que no va a orinar más! Al final todo salió bien. Problemas con los gases que tuve en las 3 veces y en el último parto fue peor, sentí los gases caminando dentro del vientre y no pude hacer el número 2, sólo después de tomar Tamarine prescrito por el obstetra y ¡qué remedio más santo!

Informe de Nacimiento de Fernanda

«La recuperación fue muy rápida, tenía tanto miedo de la anestesia que no me di cuenta del tamaño de la cirugía. Tenía dolores muy fuertes poco después de que pasara el efecto de la anestesia, pero con 10 días estaba allí lavando el baño, extendiendo la ropa, etc…. me protegí? El doctor me recetó antibióticos, Luftal y algunos otros que no recuerdo en este momento. ¡Han pasado dos años! Al ir al baño OMG pensó que todo se caería y yo no me quedaría de pie. Me quedé 8 horas acostada y creo que mi vejiga se llenó demasiado, y no recordé decir que quería orinar. Un dolor muy punk, pero que pasaría de nuevo para realizar este sueño».

Es importante saber que los médicos no siempre prescriben antibióticos después del parto, pero a veces, a la mayoría de ellos se les prescriben medicamentos antiinflamatorios apropiados. Sin embargo, si usted siente un punto inflamatorio, tiene que recurrir a los antibióticos. Cephalexin es seguro para amamantar y no hace daño al bebé. Si siente algún ardor o humedad inusual en el lugar de la cesárea, debe hablar con el obstetra que dio a luz al bebé. El obstetra entonces verificará la necesidad del medicamento. Por supuesto, también debe tener mucho cuidado con el período posparto. Estas precauciones incluyen no levantar peso, subir y bajar escaleras innecesariamente y tener mucho cuidado con las caídas.

Lo ideal sería una cesárea humanizada en la que la madre y el niño pudieran tener el mismo contacto que el parto vaginal y natural. Sería mucho mejor, pero incluso dar a luz tres veces por cesárea fueron experiencias diferentes entre sí, no sé si podría ser diferente con un parto normal, pero de todos modos…. fue así y no hay nada más que hacer al respecto. Me concentro más en el hecho de que todo el mundo está bien y sano y eso es suficiente para mí.

Contenido relacionado