Saltar al contenido

Síntomas De Un Embarazo

¿Cuándo, cómo y dónde empiezan a aparecer los primeros síntomas de un embarazo? ¿Se puede padecer estos síntomas tan específicos sin estar embarazada?

¿Qué es lo que está detrás de un embarazo en realidad? Si tus dudas recurrentes son de esta índole, entonces has llegado al sitio correcto para que estas sean aclaradas.

Quédate justo aquí y descubre lo que hace realmente único al acto de dar a luz.

Para una mujer, el embarazo es un proceso natural que consiste en concebir dentro de sí a una nueva vida. Suele durar un período de 9 meses, donde la madre padece toda clase de cambios dentro de su cuerpo.

Conócelos todos y averigua que tan bien o que tan mal puedes llegar a sentirte a continuación. ¿¡Qué esperas!?

Los síntomas iniciales de un embarazo

Antes de citar los síntomas más comunes, debes de saber que los mismos suelen variar entre mujeres. Ten presente que cada organismo funciona de manera diferente al otro, trayendo consigo características diferentes.

¡Lo mismo aplica para los síntomas! Por tanto, no tomes lo que estás a punto de leer como una verdad absoluta. ¡Puede que no tengas estos síntomas y aun así estar embarazada!

Dicho esto, se debe comenzar este listado de síntomas con los primeros que se pueden percibir fácilmente. Estos primeros síntomas son:

  1. Pérdida total de la menstruación: Este síntoma también se conoce como amenorrea y es el más común de todos. Como sabrás, cuando el óvulo que expulsa la mujer es fecundado, este se implanta en el endometrio en pocos días. De allí pasa a anidar lo que se conoce como embrión, primer vestigio de vida en el cuerpo femenino. Si esto no ocurre, el endometrio se desase y produce el respectivo sangrado femenino. ¡Es por ello que la ausencia de sangrado es síntoma clave del embarazo!
  2. Pechos sensibles: Otro de esos síntomas de embarazadas que suelen aparecer con constante cotidianidad. En el embarazo, el cuerpo femenino empieza a segregar progesterona por doquier. Dicha hormona empieza a alterar las glándulas mamarias, propiciando el desarrollo de los conductos de leche. ¡Cosa que puede ocasionar la sensibilidad extrema en los pezones!
  3. Vómitos y nauseas excesivas: Aunque sea muy común, es el síntoma más variable cuando de embarazo se trata. ¡Algunas pueden padecerlo y otras no! La responsable de las náuseas no es más que la hormona encargada de preparar tu cuerpo para el embarazo. Esta misma, hace estragos en tu cuerpo, ocasionando nauseas, salivación excesiva y ganas perennes de vomitar. ¡Este síntoma suele desaparecer al cuarto mes de embarazo!
  4. Repulsión repentina a ciertos olores y alimentos: Al aumentar el estrógeno en el cuerpo, aumenta consigo la sensibilidad a los olores. Ello ocasiona que se haga mucho más repulsivo un alimento en particular. ¿Cuál es el alimento más repulsivo para una embarazada? Pues, realmente no podría definirse a ciencia cierta. ¡Eso depende ya de cada mujer embarazada!
  5. Cansancio excesivo: Finalmente, tenemos este síntoma común del embarazo que no puede faltar. El cansancio es uno de los factores que mejor denotan el embarazo ya que el mismo no suele ser normal. Querer dormir todo el día repentinamente o no poder rendir tanto como antes, pueden ser motivados por el embarazo. ¡Todo porque el cuerpo se está preparando para albergar una nueva vida!

En términos generales, estos son todos los primeros síntomas que una embarazada puede llegar a sentir. Esto, al menos, entre los primeros 4 meses de embarazo, donde todavía puede albergarse dudas relacionadas a si se está embarazada o no. Si padeces todos estos síntomas, acude a un médico inmediatamente. ¡Puede que estés embarazada!

Síntomas después del cuarto mes de embarazo

A medida que el embarazo va a avanzando, van creciendo consigo los diferentes síntomas a padecer. Ya se conocen los síntomas generales del embarazo antes de los tres meses del mismo. Ahora, conocerás los más comunes del segundo trimestre de embarazo. Comencemos:

  1. Hinchazón en el vientre: Síntoma casi obligatorio a aparecer después del primer trimestre de embarazo. El embrión dentro de ti para a convertirse en feto y por tanto, pasa a crecer desmesuradamente. Como consecuencia de ello, tu vientre va a verse mucho más abultado de lo que debería. ¡Y seguirá creciendo por supuesto! El abdomen también tiende a hincharse como consecuencia del embarazo. Esto, para que el cuerpo pueda soportar el crecimiento uterino.
  2. Fatiga excesiva y sueño desmesurado: Del cansancio mencionado deriva este síntoma del embarazo. No importa si no te mueves mucho en el día, aun así sentirás que la energía te falta. Ello se debe a que las hormonas siguen su proceso de adaptación corporal para poder dar a luz.
  3. Orinar con frecuencia: Uno de los síntomas de las embarazadas que muchas suelen ignorar. El cuerpo está en una continua tensión y relajación como parte del proceso de preparación para el alumbramiento. Ello hace que la vejiga se relaje con mucha más frecuencia, haciendo de la retención de orina algo casi imposible. Si vas con más frecuencia de la normal al baño, ¡puede que venga alguien en camino!
  4. Dolor en la espalda: Ya es momento de que el peso extra empiece a sentirse por todo el cuerpo. Usualmente este dolor comienza en la zona lumbar y suele extenderse por toda la espalda. Es un síntoma muy normal que suele verse combatido grandiosamente por la progesterona. ¡Esta hormona relaja y tensa todos tus músculos para que no sufras tanto por la nueva vida que está creciendo!
  5. Cambios de humor drásticos: Un síntoma que no puede faltar en una mujer que está embarazada. De nuevo, las hormonas tratan de acomodar todo para que el cuerpo pueda albergar al feto. Ello ocasiona que el cerebro se vea afectado también, haciendo que la mujer esté más o menos sensible aleatoriamente. Puede que ahora estés más emotiva de lo normal, ¡culpa al embarazo por ello!
  6. Vértigo: El síntoma que suelen representar constantemente en películas y series cuando alguien está embarazada. El vértigo suele deberse a la baja de presión arterial que una embarazada puede padecer. Ello suele traer consigo baja de azúcar en la sangre y a su vez, aumento en la frecuencia respiratoria. ¡Esto es lo que causa el vértigo!
  7. Aumento en la frecuencia de gases intestinales: Uno de los síntomas más embarazosos y comunes para una embarazada. Tu organismo, está acoplándose a este nuevo proceso hormonal y por tanto, tanto eructos como gases son cotidianos. ¡Que no te de pena eructar o soltarte gases si estás embarazada!

Como puedes apreciar, la presencia de una pequeña vida creciendo en la mujer no pasa desapercibida tan fácilmente. Si se presta la debida atención al cuerpo, podrá determinarse si realmente se está embarazada o no. Aunque lo más recomendable para saber si estás embarazada es realizarte un test de embarazo, ya que las pruebas caseras para saber si estás embarazada no son tan fiables.

A estos síntomas también puede agregarse los fuertes dolores de cabeza que suelen acompañar el embarazo. Los mismos, pueden deberse no solo a los cambios hormonales sino al estrés relacionado al embarazo. Para este caso, solo se recomienda relajarse y tratar de llevar un embarazo ordinario. ¡La clave de que todo salga bien es la relajación!

Síntomas poco comunes en la embarazada

¿Existen síntomas fuera de lo común en el embarazo? ¡Por supuesto que sí! Entre esos síntomas se pueden encontrar:

  • Acné, puntos negros y espinillas: Las hormonas siguen haciendo estragos en tu cuerpo como consecuencia del embarazo. Por ello, puede que estas afecten a su vez al acné de tu rostro. Es un síntoma poco común pero bastante valido cuando se trata de síntomas póstumos a los 3 meses de embarazo.
  • Temperatura basal alta: Dicha temperatura es la que tienes los primeros momentos de la mañana. Si estás realmente caliente por la mañana y no tienes fiebre ni gripe, puede que estés embarazada. Sin embargo, este síntoma de embarazadas suele ser difícil de determinar. Solo alguien que realmente conozca su cuerpo puede tomar en serio esta señal de embarazo. Después de todo, ¡puede que te hayas resfriado mientras dormías!
  • Estreñimiento: La concentración excesiva de progesterona en el cuerpo, puede que afecte a tu intestino. La misma, hace que se ralentice y que, por tanto, no funcione como debería. Puedes mejorar este síntoma consumiendo bastante cantidad de frutas y verduras.
  • Cloasma del embarazo: Son unas pequeñas manchas que aparecen en la piel debido al aumento de estrógeno y progesterona.
  • Contracciones de Braxton Hicks: son las llamadas «contracciones falsas» de preparación al parto. A parecen a partir del sexto mes de embarazo.

El embarazo es uno de los aspectos naturales que traen más cambios inmediatos en el cuerpo de una persona. Las mujeres embarazadas pasan por un arduo proceso biológico para que una nueva vida nazca a este mundo. Por esto en particular es que suelen padecerse todos estos síntomas, sean comunes o no. ¡Ahora lo sabes!

Acude ante un profesional para chequearte correctamente y determinar si realmente estás embarazada. Las palabras y las pruebas de embarazo que un experto pueda hacerte son más que suficientes para salir de dudas. ¡No confíes en estos síntomas a un 100% si no sabes si estás por ser mamá!

Recuerda siempre mantenerte totalmente chequeada y al tanto de todo lo que pasa por tu cuerpo. De ti depende cuidarte y, en dado caso de estar embarazada, reducir tanto como sea posible estos síntomas mencionados. ¡Que no se te olvide esto!

Cómo detectar los primeros síntomas del embarazo

Aunque muchas personas asumen que la falta de un período es el primer signo de embarazo, hay una serie de otros síntomas que se pueden buscar. Desde las náuseas matutinas hasta el acné y los senos doloridos hasta los cambios de humor, es diferente para cada persona y con cada embarazo.

La única manera de confirmar si está embarazada o no es a través de una prueba de embarazo o una ecografía, pero hay algunos signos tempranos comunes. Puede notarlas tan pronto como una semana después de la concepción o unas pocas semanas después de su último período menstrual, mientras que algunas experimentan la neurosis mientras que otras sólo tienen síntomas temporales que se confunden con su ciclo menstrual.

La gran mayoría de las mujeres que no muestran estos signos habituales siguen teniendo un embarazo perfectamente sano.

También debe llevar todas y cada una de las preguntas que tenga a su próxima consulta prenatal. No se asuste si se pregunta si cada pequeña punzada es algo malo, eso es normal. Su médico podrá analizar lo que está sucediendo, asegurarle que todo está bien y encontrar soluciones si hay algo que no funciona.

Falta del periodo menstrual

La falta del periodo menstrual es probablemente uno de los signos más fiables del embarazo. Sin embargo, el embarazo no siempre es la razón por la cual no se presenta un período menstrual.

Esta es la razón por la que se le pide el primer día de su último período menstrual normal (FUR). Esa fecha también le ayudará a determinar su fecha de parto, si es que está embarazada.

Aunque algunas mujeres experimentarán sangrado de implantación, por lo general es sólo un manchado más ligero o más corto que su período normal. Aunque son raras, pocas mujeres pueden continuar con su ciclo durante el embarazo.

Puede ser más difícil notar la falta de un periodo si típicamente experimenta ciclos irregulares. En este caso, puede ser necesaria una prueba de embarazo seguida de un examen pélvico. Si su médico descarta el embarazo como la causa de la falta de menstruación, tomará medidas para descartar otras causas posibles.

Temperatura corporal basal aumentada

La temperatura corporal basal (TCB) es su temperatura tan pronto como se despierta y es influenciada por las hormonas. Una TCB elevada puede ser la primera indicación de embarazo, incluso antes de que el resultado de su prueba de embarazo sea positivo.

Algunas mujeres realizan un seguimiento continuo de su TCB con fines de fertilidad. Es un buen indicador de que una mujer está embarazada si la temperatura no vuelve a descender hasta o por debajo de las temperaturas de la línea de cobertura en una tabla BBT.

Náuseas matutinas

Alrededor de la mitad de las mujeres embarazadas experimentan náuseas matutinas, y esto puede variar enormemente. Algunas mujeres se enferman sólo de noche, otras durante todo el día, y otras se sienten mal de vez en cuando con un patrón único. El vómito puede o no estar presente.

La sensación de malestar ocurre con el rápido aumento de estrógeno, que es producido por el feto y la placenta. Debido a que el sentido del olfato de una mujer también se afina, los olores de los alimentos, las fragancias y el humo pueden desencadenar las náuseas matutinas.

La mayoría de las mujeres comienzan a experimentar esto entre las cuatro y ocho semanas de embarazo, pero puede ocurrir tan pronto como dos semanas después de la concepción.

Algunas mujeres pueden tener una forma severa de nauseas matutinas llamada hiperémesis gravídica. Esto puede causar deshidratación y otros problemas. Su médico puede ayudarle a encontrar soluciones.

Dolor de mamas

Tener los senos doloridos suele ser uno de los primeros signos físicos del embarazo y a menudo desaparece durante el segundo trimestre. Una vez más, es un síntoma causado por las hormonas. A medida que los senos se preparan para la lactancia, el estrógeno y la progesterona se elevan y causan la sensibilidad.

Micción frecuente

Si vas al baño más de lo normal, puede ser una señal de que estás embarazada. La micción frecuente es común bastante temprano en el primer trimestre, y luego de nuevo en el tercer trimestre debido al crecimiento del útero.

No hay mucho que puedas hacer al respecto, excepto saber dónde está el baño en todo momento. También debes mantenerte bien hidratada.

Cansancio

No poder mantener los ojos abiertos o necesitar una siesta regularmente también es un síntoma del embarazo. Además, la progesterona extra, que es un depresor del sistema nervioso central, contribuye a la somnolencia.

Si te encuentras que tienes mucho sueño, trata de aprender a dar energía a la siesta para pasar el día.

Sentir mareos

La expansión del volumen sanguíneo y de los vasos sanguíneos puede causar vértigo en las mujeres embarazadas. Es posible que se sienta mareada de vez en cuando, pero esto por lo general sólo ocurre en el primer trimestre. Si se convierte en una preocupación o sucede más tarde en su embarazo, es algo que debe hablar con su médico.

Calambres

Los calambres pueden ser algo que se asocia con la llegada del periodo en lugar de un síntoma de embarazo temprano. Algunas mujeres experimentan calambres tempranos en el útero a medida que éste comienza a estirarse y se producen cambios.

Cualquier cosa grave debe ser reportada a su médico inmediatamente. Lo mismo ocurre si los calambres van acompañados de sangrado.

Acné

Un aumento del acné durante un tiempo y otros cambios en la piel también pueden ser un síntoma del embarazo. Sin embargo, tenga cuidado con los medicamentos que usa para tratarlo.

Algunos medicamentos como Accutane y los que tienen un alto contenido de vitamina A causan defectos de nacimiento. Es mejor hablar con su médico acerca de cómo combatirlo.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son bastante comunes en el embarazo debido a cambios hormonales. Esto puede ser un síntoma del embarazo, pero no es necesariamente. Hay muchas cosas que podrían causar los dolores de cabeza, incluyendo el estrés.

Este síntoma puede ocurrir en cualquier momento del embarazo, pero es más común durante el primer trimestre. Si el dolor es demasiado, hable con su médico acerca de qué medicamentos (incluyendo los analgésicos de venta libre) son seguros para su bebé.

La secreción vaginal, sin comezón ni ardor, puede ser un signo de embarazo y puede ocurrir al principio. El cuello del útero está construyendo un tapón mucoso para bloquear la abertura del cuello del útero y ayudar a proteger a su bebé de infecciones. Durante esta transición, es posible que note un ligero aumento de las secreciones vaginales.

La secreción vaginal no debe oler, quemar ni picar. Estos serían signos de infección que requerirían un tratamiento médico adecuado.

Antojos

Los antojos son algo de lo que se habla mucho. En realidad, puede tener antojos o aversiones a ciertos alimentos, particularmente los que tienen un olor más fuerte o los que no son saludables, al principio y durante todo el embarazo.

Distensión y agrandamiento del vientre

Algunas mujeres reportan un vientre agrandado como síntoma del embarazo. Esto es típicamente causado por la hinchazón a diferencia del bebé.

El aumento de peso en el primer trimestre generalmente no es muy grande; por lo general, sólo un kilo o dos. De hecho, es posible que incluso pierda peso debido a una combinación de no sentirse bien, aversión a los alimentos y una mejor dieta a medida que hace cambios en su estilo de vida.

Cambios de humor

Una vez más, las hormonas son las culpables de los diferentes sentimientos y estados de ánimo. No se sorprenda ni se moleste si de repente estalla en lágrimas o experimenta emociones intensas.

Estreñimiento

La progesterona en el cuerpo impacta múltiples procesos, incluyendo la digestión de los alimentos. El aumento de los niveles de esta hormona causa una digestión más lenta y, a su vez, estreñimiento.

Si experimenta este síntoma después de haber confirmado su embarazo, el ejercicio y el aumento de la fibra pueden ayudar. Además, una vez que empiece a tomar vitaminas prenatales, el hierro que contienen puede exacerbar el estreñimiento. Es posible que tenga que probar algunos para encontrar uno que funcione bien para ti.

Síndrome premenstrual

Muchas mujeres confunden los síntomas del embarazo con el síndrome premenstrual (SPM). Es aún más probable que los cambios sean tan leves que no se noten por completo.

¿Te sientes un poco hinchada? Esto es fácil de pasar por normal, ya que muchas mujeres experimentan esto en el momento de su periodo menstrual. Lo mismo ocurre con cosas como el dolor de espalda y los calambres.

La única manera de confirmar su embarazo es hacerse una prueba de embarazo o pedir una cita con su médico. Hacer esto también aliviará cualquier preocupación que tenga.

Si está embarazada, tenga en cuenta que la mayoría de estos síntomas son normales. Por lo general, sólo son un problema cuando son tan graves que interfieren con su vida diaria o su salud, o si tiene síntomas que desaparecen por completo, aparentemente de la noche a la mañana.

Si sospecha que está embarazada, hágase una prueba de embarazo. Estos exámenes de orina miden el nivel de gonadotropina coriónica humana, hCG, una hormona secretada durante el embarazo.

La cantidad de hormonas que cada prueba puede detectar varía ampliamente. Cada mujer también segrega un poco más o menos de la hormona, por lo que las pruebas no son completamente exactas.

Las mejores pruebas en el mercado medirán de 25 a 50 mIU/mL (milli-unidades internacionales por mililitro) de hCG. Esta es generalmente la cantidad que se encuentra en la orina entre la cuarta y quinta semana de gestación. Los niveles de hCG en su orina serán diferentes a los de su sangre.

La orina de la primera mañana siempre contendrá la mayor concentración de hCG. Sin embargo, la mayoría de las pruebas no requieren que use la orina de la primera mañana.

Puede mejorar sus probabilidades de tener suficiente hCG en la orina si espera cuatro horas después de la última vez que orinó para hacerse la prueba. Esto permite que la hCG se acumule.

Un resultado negativo que más tarde se revela como erróneo es generalmente porque la prueba se realizó demasiado pronto. Un falso positivo, por otro lado, puede indicar un aborto espontáneo muy temprano. Hable con su médico si tiene preguntas sobre sus pruebas de embarazo. También puede llamar al número gratuito proporcionado por el fabricante de la prueba.

Los análisis de sangre son los más exactos y pueden realizarse entre siete y diez días después de la ovulación. También se pueden utilizar para ayudar a predecir la salud de un embarazo en varios momentos. Tendrá que visitar a su médico para obtener uno.

Si tiene preguntas, es importante que acuda a su médico. Incluso si no tiene una cita, ellos pueden atender sus preocupaciones y asegurarse de que todo esté bien.

No es inusual que las respuestas lleven a más preguntas. Es apropiado hacer preguntas aclaratorias; no sienta que le está quitando demasiado tiempo a su médico. Ellos están ahí para ayudar.

Más síntomas que puedes tener en el embarazo

Otras secciones que te pueden interesar

Embarazo semana a semana Embarazo mes a mes Complicaciones del embarazo Exámenes médicos El Parto