Saltar al contenido

Test De Embarazo

¿Qué tan confiable pueden ser las pruebas de embarazo?, ¿cuántos tipos diferentes de pruebas para embarazo existen hoy en día? Si has estado buscando respuestas a estas y demás preguntas relacionadas, entonces has llegado al lugar ideal. Justo ahora podrás conocer todo lo que se relaciona a las pruebas que determinan si estás embarazada o no. ¡No dejes de leer y descubre si son realmente de confianza los resultados obtenidos de estas pruebas!

Una prueba de embarazo es aquel método del cual se basta una mujer para saber si realmente está embarazada. Gracias a la tecnología y al entendimiento más amplio del cuerpo humano, existen varias clases de pruebas para embarazadas. Si quieres conocerlas todas y cada una de ellas, entonces no puedes dejar de leer este contenido. ¿Qué tantas pruebas de embarazo pueden existir?

Tipos de pruebas de embarazo

Precisar la veracidad de un embarazo se ha vuelto algo bastante común hoy en día. Ello se debe a la mayor comprensión que se tiene actualmente del cuerpo femenino durante el embarazo. Esto conlleva a que existan una gran variedad de pruebas diferentes para notificarte si estás o no embarazada.  Pese a esto, aquí y ahora se hablarán de los dos tipos de prueba que funcionan mejor en la mayoría de los casos. ¡Comencemos!

La primera prueba de embarazo que se debe mencionar es la conocida como prueba de embarazo casera. Esta misma, se basta de la cantidad de hCG que habita en tu organismo para funcionar y dar resultados esperados. ¿Que qué es el hCG? (Gonadotropina coriónica humana) Pues nada más y nada menos que un tipo de hormona en particular que segrega la mujer cuando está embarazada. ¡Tanto tu sangre como tu orina se impregna de hCG mientras estés en procesos de gestación!

El aspecto físico de estas pruebas para embarazadas suele ser muy similar al de una varilla recubierta de plástico. Contiene un pequeño panel en el medio donde aparecerá el resultado y una punta absorbente donde se coloca la muestra (el famoso test de embarazo).

prueba de embarazo

La segunda prueba (más exacta que la primera) es la que consiste en un examen de sangre. El mismo, trata de determinar qué tanta cantidad de hCG habita en todo tu organismo. Si los niveles son muy altos, ¡es porque estás embarazada! Ambas pruebas tienen sus pros y sus contras, necesarios de conocer si planeas realizarte esta clase de examen gestacional. ¡Cosa que podrás saber de inmediato!

Las llamadas pruebas de embarazo caseras

Las células que se ubican en la placenta son las encargadas de producir el hCG presente en la embarazada. Dicha hormona, empieza su esparcimiento en el cuerpo femenino luego de que el óvulo fecundado se implante en el útero. ¡Cosa que pasa una semana después del acto reproductor! Después de aquí, el hCG se duplica día tras día en el cuerpo humano, trayendo consigo altos niveles hormonales.

Esto se menciona, para que tengas una noción clara de cuando deberías de realizarte la prueba casera de embarazo. ¡Generalmente tienes que esperar hasta una semana después de haber perdido el embarazo para hacerte esta prueba!

Los pasos para realizar esta prueba de embarazo de manera acertada son los siguientes:

  1. Obtener esta prueba embarazo en la farmacia más cercana y cerciorarse de que no esté vencida.
  2. Luego de esto, deberás ir a tu baño, abrir la prueba y mojar la punta de esta con tu orine. Se recomienda que se moje con el orine de la mañana, el cual suele estar en un estado más neutral.
  3. Estas pruebas suelen tener una tapa que cubren la zona que se debe mojar. Si ya lo has hecho, entonces debes tapar de nuevo la punta de la prueba y esperar a que actúe. ¡Observa el espacio del medio y si aparecen dos palitos dibujados, entonces estás por ser madre!

Se recomienda leer de antemano las instrucciones de la prueba casera, ya que estas suelen variar dependiendo del fabricante.

Dependiendo de cómo la realices, suelen tener una efectividad de 75 a 99% cuando emite resultados. ¡Casi nunca se equivoca!

Falsos positivos en las pruebas de embarazo caseras

Es más que posible que se pueda tener un falso positivo en estas pruebas de embarazo. Después de todo, no pueden ser 100% fiables en su totalidad. Curiosamente, estos falsos positivos suelen darse porque:

  • Se hizo mal la prueba.
  • Has tenido un aborto espontaneo o voluntario en las últimas 8 semanas.
  • Has tomado medicamentos que contengan la hormona hCG.
  • Padeces de condiciones médicas específicas.
  • Estás usando una prueba caducada o defectuosa.

Las pruebas más efectivas

A la hora de efectividad en resultados, no hay ninguna prueba que le gane a la prueba sanguínea de embarazo. Esta misma, se lleva a cabo en laboratorios especializados que cuentan con la tecnología para hacerlo correctamente.

Existen dos tipos de pruebas sanguíneas de embarazo: las pruebas cuantificadas y las no cuantificadas. Ambas, miden la misma hormona hCG que se encuentre en la sangre. La diferencia radica en que la prueba cuantificada  muestra la cantidad exacta de hCG en la sangre. Por su parte, la no cuantificada solo te notifica si existe esta hormona en el organismo o no.  ¡Así de sencillo!

Para hacerte esta prueba deberás acudir en ayunas al laboratorio  especificar qué tipo de prueba deseas. Una vez entregada tu sangre, deberás esperar un plazo prudencial para la obtención de resultados. ¡Generalmente tarde de 12 a 24 horas!

Falsos positivos en las pruebas sanguíneas

Todo está sujeto a cambios, más si se trata del cuerpo de una mujer que se prepara para el embarazo. Es por ello que puede que estas pruebas puedan arrojar falsos positivos si:

  • Tengas una complicación médica que esté segregando esta hormona a la sangre.
  • Se ha realizado erróneamente esta prueba (cosa que no se ve con mucha frecuencia).
  • Si no se ha esperado el tiempo prudencial para que la hormona aparezca en la sangre de manera exagerada.

Aun así, no cabe duda alguna de que este examen de embarazo es el más confiable de todos. Después de todo, ¡tiene una tasa de acierto de un 99,99%!

Si deseas salir de dudas cuanto antes, ya sabes cuales son las pruebas de embarazo que debes realizarte. Ya sabiendo esto, ¡no queda más que probarlas y ver si llevas una estrella en tu vientre!

Determinar si estas embarazada o no nunca fue más fácil que ahora, todo gracias al test de embarazo actualmente existente. Este mismo, no deja de impresionar a la mayoría de personas que desean saber si alguien está o no embarazada. ¡Nunca se equivocan!

¿Son realmente mágicas estas pruebas de embarazo?, ¿puedes confiar un 100% en todo lo que este test refleje? Si quieres saber las respuestas a ambas preguntas, no puedes despegarte de este lugar por ningún motivo.

El Test de embarazo nace de la necesidad femenina por saber si se está embarazada. El mismo, tiene sus propias características y modo de implementación, altamente diferenciable entre los demás tipos de pruebas.

Aspectos de importancia del Test de embarazo

Hoy en día se pueden encontrar diversos tipos de test de embarazo. Sin embargo, aquí se hablará del más común de todos, el que puede ser fácilmente obtenido en cualquier farmacia. Se hace referencia pues, a la prueba de embarazo que tiene forma alargada y que debe ser mojada con orina. ¡El famoso test de embarazo casero!

Este test en cuestión, físicamente hablando, cuenta con una punta reactiva absorbente para funcionar. Sumado a eso, también cuenta con un display justo en el centro para mostrar el resultado tan anhelado. ¡Un aparato fácil de usar y que te aclara las dudas de una vez por todas!

Las pruebas de embarazo caseras tienden a detectar la conocida hormona hCG. Esta también es llamada la hormona del embarazo y aparece en la orina femenina únicamente si esta está embarazada. La tira absorbe la orina, reacciona químicamente y, dependiendo de la presencia de hCG en la orina, muestra resultados.

Generalmente, cuando la prueba es positiva, suele mostrar dos tiras en el display incorporado. A su vez, muestra una o ninguna tira si resulta que no estás embarazada. Esto puede cambiar por supuesto, dependiendo de la marca del test que hayas decidido adquirir. ¡Por ello es importante leer las instrucciones de uso primero!

A grandes rasgos, para usar este test de embarazo se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Verificar que la prueba no esté vencida.
  2. Abrirla y retirar el envoltorio de la punta para luego proceder a mojarla.
  3. Coloca o vierte un poco de tu orina en la lengüeta descubierta y tápala para que pueda procesarla.

¡Eso es todo! Al cabo de unos 15 minutos ya podrás ver reflejado la respuesta de si estás o no embarazada. ¡Todo el proceso no te tomará ni media hora!

test de embarazo

Recomendaciones al hacerse un test de embarazo

Aunque pueda parecer muy sencillo, lo cierto es que muchas mujeres no saben cómo efectuar este test correctamente. Ello ocasiona que obtengan falsos positivos o falsos negativos dependiendo del caso en particular. Por tal razón, toma en cuenta las siguientes recomendaciones al hacer un test de embarazo:

  1. No te exasperes y realízate este test después de 6 días de haber dejado de menstruar. Esto se debe a que al cuerpo le toma algo de tiempo segregar esta hormona en demasía. ¡Esta hormona hace acto de presencia después de la semana 4 de embarazo!
  2. Procura tomar como muestra para el test aquella orina que puedas recolectar a las primeras horas de la mañana. Esta misma, cuenta con el menor índice de alteraciones y por tanto es la más ideal para determinar el embarazo.
  3. No adquieras test de embarazos defectuosos o muy viejos ya que estos no suelen arrojar los resultados más exactos.
  4. Procura no estar consumiendo ningún tipo de medicamento hormonal que contenga hCG. ¡Es probable que el resultado salga totalmente alterado!
  5. Presta mucha atención a los síntomas clásicos de un embarazo y solo acude a la prueba para corroborarlos. De igual manera, no entres en pánico si tu menstruación se atrasa un par de días. ¡Esto suele pasar en muchos casos!
  6. Si te ha arrojado un resultado negativo, es recomendable que te realices la prueba de nuevo 3 días después. Esto, para corroborar los resultados obtenidos y para descartar el embarazo de una vez por todas.

Toma en cuenta todo esto y verás que podrás salir de dudas en cuestión de minutos. ¡Ya lo sabes!

Fiabilidad del test de embarazo

Ya ha quedado demostrado que los test de embarazo son fáciles de usar. No obstante, ¿Qué tan efectivos pueden ser a la hora de mostrar resultados? Pues, aunque no lo creas, esta efectividad puede ser bastante alta si se emplea el test correctamente.

Los falsos positivos o falsos negativos son muy raros cuando se habla de esta prueba para embarazadas. Ello se debe al funcionamiento interno del instrumento, el cual es implacable a la hora de detectar el hCG. ¡Tiene una eficiencia que oscila el 98%!

Aunque la prueba se efectúe de manera equivocada, el índice de equivocación sigue siendo  bastante reducido. De hecho, la exactitud de una prueba mal hecha suele ser del 75% en la mayoría de los casos. Impresionante, ¿no te parece?

Test de embarazo digital

Como alternativa de este test popular, se puede encontrar los llamados test de embarazo digitales. Los mismos, funcionan de manera similar al test previamente explicado, salvo que la forma de mostrar el resultado es distinta. Ahora, en vez de aparecer tiras en el display, aparecerán caritas que grafiquen el resultado obtenido. Si aparece una carita feliz, significa que estás embarazada. Si no, significa que realmente no estás esperando un bebé.

Esta clase de pruebas, por ser de última tecnología, suelen ser muchísimo más certeras que las pruebas tradicionales. Su índice de error es de tan solo 0.99%, probando que da un resultado correcto en la mayoría de casos. Por si esto no bastara, también tienen la capacidad de mostrar cuanto tiempo de embarazo posees. Esto, para llevar la precisión del embarazo hasta un nuevo nivel de exactitud. ¡Tienes que probarlas sin dudarlo!

Deja las dudas a un lado y no temas en usar esta clase de artefactos para determinar tu embarazo. Ten presente que luego de garantizar el embarazo debes asistir ante un profesional para que te guíe en este proceso. ¡De ti depende ahora!